El Estado mexicano ha sido omiso y deja que 99.13% de los ataques a periodistas siga impune

en Ciudad de México

Al menos 123 periodistas han sido asesinados en el país desde el año 2000 a la fecha: 48 en el sexenio del Presidente panista de Felipe Calderón, 47 en la administración del priista Enrique Peña Nieto, y tres en menos de los cien días del Gobierno Andrés Manuel López Obrador.  De acuerdo con Artículo 19, de los 123 asesinatos a periodistas, la Feadle registra 89 casos de 2010 a 2018, de los cuales en 44 no encontró relación con la labor periodística de la víctima, y en 45 sí la encontró. De estos últimos 45 casos, 31 continúan en trámite, mientras que sólo cuatro se han consignado o judicializado.

Ciudad de México, 25 de febrero (SinEmbargo).- De al menos 1 mil 140 investigaciones por ataques a la prensa y libertad de expresión, en ocho años sólo se han obtenido 10 sentencias condenatorias, menos del 1 por ciento, lo que evidencia que en México “no hay justicia y las autoridades practican un protocolo de impunidad en las agresiones contra periodistas”, revela el informe “Protocolo de la Impunidad en Delitos contra Periodistas”, de la organización Artículo 19.

“El Estado mexicano ha incumplido sus obligaciones no sólo de prevención y protección para la labor periodística, sino también en procuración e impartición de justicia. Las investigaciones carecen de eficiencia, exhaustividad e imparcialidad; pero además las Fiscalías o Procuradurías se encargan en un primer momento de desacreditar u omitir la labor periodística de la víctima, criminalizarla o estigmatizarla, y en ocasiones, filtrar información contenida en los expedientes de manera tendenciosa y revictimizante”, destacó la organización civil en su estudio.

El documento, que revela un índice de impunidad de 99.13 por ciento en las agresiones contra la prensa, fue presentado hoy por Leopoldo Maldonado, subdirector de la asociación Artículo 19, con la participación de los periodistas Pedro Canché, encarcelado injustamente en 2014; Alejandro Páez Varela, director de SinEmbargo; Alejandra Rodríguez y Aldo Sotelo y Jorge Sánchez, periodista e hijo de Moisés Sánchez, periodista asesinado en 2015.

El estudio presenta un análisis cualitativo de seis casos representativos de la violencia contra periodistas en México, desde agresiones físicas, detenciones arbitrarias, hostigamiento y amenazas, hasta la fabricación de delito y proceso penal, tortura, desaparición y homicidio u ejecución; los cuales, además, “comparten un patrón de impunidad, explicó Leopoldo Maldonado.

IMPUNIDAD DE 99 POR CIENTO

El nivel de impunidad en los ataques contra la prensa se posiciona en un 99.13 por ciento por la ineficiencia de las autoridades, recalca el documento. Los primeros obstáculos para acceder a la justicia son justo en investigaciones ministeriales, destaca.

Las indagatorias omiten diligencias importantes, descartan “a priori” la línea de investigación relacionada con la actividad periodística de las víctimas y se genera una “narrativa estigmatizante que afirma motivos personales (amorosos, problemas con vecinos, drogas, etc.) en los delitos cometidos, asumiendo con ello ‘verdades históricas’, ejemplifica.

Desde el año 2010 a diciembre de 2018 se iniciaron 1 mil 140 investigaciones en la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contras la Libertad de Expresión (Feadle), pero sólo se han consignado 183 carpetas [163, en el sistema penal inquisitivo y 23 en el nivel sistema acusatorio, que entró en vigor en 2016], es decir, sólo el 16.3 por ciento de las denuncias recibidas por la Feadle han sido judicializadas.

Además, del total de investigaciones iniciadas, se han obtenido 10 sentencias condenatorias, lo que representa que en sólo 0.87 de las investigaciones se arribó a una sentencia contra algún responsable de los delitos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Ciudad de México

Ir Arriba