Kenia tiene muerte cerebral. Quien la causó ha salido libre. “Justicia”, piden amigas de Kenia. Fiscalía las ignora

in Chetumal

Chetumal, Quintana Roo.- “Un desgraciado vino a romper una familia”, así lo dice una de las amigas más cercanas de Kenia, quien tuvo mala suerte de que un conductor imprudente y alcoholizado la atropellara.
La voz de su amiga que pide el anonimato está llena de impotencia. “Nos enteramos de que Kenia sufrió un accidente a través de la redes sociales y rápido fuimos al lugar donde habpia pasado pero ya no estaba ahí, ya la habían trasladado al Hospital General”, recuerda.
De inmediato se dirigieron al Hospital General de Chetumal y lo que les dijeron los doctores los tomó por sorpresa: Kenia tiene muerte cerebral. “Cuando fue atropellada, el impacto la proyectó varios metros. Kenia llegó al hospital con el cráneo roto, la mandíbula abierta, dislocada, la columna rota, los pies muy lastimados”, dice su amiga.
Kenia llegó de Michoacán, no tiene familiares en Quintana Roo, su esposo estaba trabajando cuando sucedió el accidente. Un matrimonio con tres hijos, un niño de 9 años, una niña de 5 años y un bebé de 8 meses. Los padres de Kenia llegaron tan pronto como pudieron, personas de avanzada edad. Lloraron, la misma impotencia que abarca a las amigas de Kenia, la sintieron sus padres al ver a su hija, en ese estado, toda rota y entubada. Muerte cerebral han dicho los doctores.

Fiscalía quiere liberar al culpable

“Le hablaron al esposo de Kenia”, dice la amiga “para decirle que hoy a las nueve de la noche liberarán a quien ha destruido a esta familia. El Ministerio Público dice que no es un delito grave, que fue imprudencial y lo van a liberar”, cuenta con coraje la amiga de Kenia.
Después de que las amigas de Kenia llegaron al Hospital General y vieron lo grave de la situación, se encargaron de los trámites y ver que era lo que tenían que hacer con el Ministerio Público.
“Desgraciadamente nunca se hace justicia, nunca ponen a los culpables en la cárcel. La Fiscalía nunca pone a disposición de uno la información que debemos juntar ni nada. Nosotros tenemos las pruebas suficientes para encarcelar ese hombre. Tenemos testigos, tenemos testimonios, tenemos vídeos de cómo sucedieron las cosas. Todas las pruebas para para esta persona pague”, dice con mucho dolor y coraje la amiga quien explica que el esposo de Kenia recibe una llamada de las autoridades informándoles que el Ministerio Público va a soltar a “esta persona hoy a las 9 de la noche, porque es de fin de semana, porque ley implica que tienen 48 horas para dejarlo libre si no recopilan pruebas en su contra”, añade la amiga de Kenia.
Las pruebas existen, el delito está a la vista de todos sin embargo la Fiscalía le da al Hospital General 72 horas para que ellos den un dictamen del estado de salud de Kenia y así dictaminar la responsabilidad del inculpado, sin embargo le dan 48 horas a los amigos de Kenia para aportar pruebas, pruebas que dieron pero que no han sido tomadas en cuenta por el Ministerio Público.

“No tuvo la culpa”

Los familiares de él estaban en el Hospital General cuando llegamos a ver a Kenia. Él estaba internado por supuestas heridas que no eran más que los golpes que sufrió al impactar su auto contra el poste de luz, rememora una de las amigas de Kenia. “La esposa de él estaba llorando, gritando que él no había tenido la culpa”.
Los hechos fueron, según varios testigos: “un auto iba a toda velocidad y perdió el control del mismo, lo cual hizo que el auto se subiera a la acera y atropellara a Kenia, que salió proyectada varios metros. El sujeto intentó darse a la fuga pero se estrelló de frente contra un poste de la Comisión Federal de Electricidad. Elementos de la ambulancia de la UREM y la Policía Municipal corroboraron que el conductor iba alcoholizado.
“Ahora los familiares dicen que el carro no servía. ¿Un carro que no sirve para que lo agarras? Además, la persona estaba alcoholizada. Supuestamente los familiares dicen que este sujeto es discapacitado, pero ¿si estaba discapacitado, por qué estaba en una cantina y porque maneja borracho?” se preguntan una y otra vez los amigos de Kenia.
“Nosotros estamos moviéndonos para que no saquen este hombre de la cárcel y no vamos a permitir que este hombre salga, ahorita mismo estamos con los abogados en la Fiscalía viendo que no salga esta persona”, dice con rabia y agrega la mejor amiga de Kenia “Pedimos que este hombre no salga”.
Lo que ahora necesitan los familiares y amigas de Kenia es que las autoridades hagan su trabajo. También “el apoyo de la gente, lo que nos quieran dar, estamos ahí en la Fiscalía, no estamos pidiendo ninguna cantidad, es lo que la gente quiere apoyar. Kenia no tiene a nadie y sus hijos se quedaron sin su madre por culpa de un borracho. Los padres de Kenia ya son grandes. Necesitamos ayuda, de la que sea, pueden preguntar por por mí, por Laura, por Rosa, sus sus amigas que ahora somos sus familiares”, dice muy dolida.
A pesar de las pruebas, Luis A. M. ha salido libre. La Fiscalía lo ha liberado.

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Latest from Chetumal

Go to Top