Al servicio de caciques, la activista Fabiola Cortés se enfrenta a los poderosos

en Chetumal

Por Pedro Canché

*Marleny Pat Abán, una indígena maya símbolo de esperanza contra los caciques y despojadores de tierras a quienes Fabiola Cortés defiende*

Cancún.- La activista y abogada Fabiola Cortés aceptó que está al servicio de los especuladores de tierras de alta plusvalía en la Costa Maya y urgió a su contraparte, la indígena Maya Marleny Pat Abán, a presentar los documentos en el expediente judicial en proceso que avalen la propiedad en un hecho donde acusó a la mujer de despojo.

Este miércoles el tono de la defensa de tierra de la última rebelde maya que se niega a entregar su propiedad a los caciques José Luis Rosas Sánchez y Rodolfo Acevedo Sarmiento quienes contrataron a Fabiola Cortés, subió de tono y los pobladores realizaron una manifestación en Palacio de Gobierno y la sede de la Fiscalía para denunciar el influyentismo de Fabiola en la FGE para arrebatarles su propiedad.

Con grafitis acusaron de “Rata” a Fabiola Cortés, una mujer activista que se viste de ratona con sus seguidores para denunciar diversos hechos.

De acuerdo al portal Noticaribe Peninsular, La abogada y activista Fabiola Cortés Miranda culpó a una “campaña negra” en su contra, la acusación de despojo de tierras en Mahahual, de las cuales no es dueña, sino apoderada legal en un litigio de los especuladores de tierras en la Costa Maya.

Estos caciques especuladores de tierras han mochado la mitad del aérea en donde se desarrollaría el pueblo de Mahahual, los pobladores que han ocupado estos Predios por necesidad levantando sus chozas en aldeas mayas ha causando enfrentamientos en los tribunales contra los indígenas que no tienen para pagar a los abogados.

A la indígena maya Marleny Pat Aban recibió en 1988 dos hectáreas de terreno por el propietario productor de coco Carlos Jorge Cabrera Chan a 300 metros del mar. Lo tenía cercado con alambre de púas pero acusó a la abogada Fabiola Cortés y sus patrones caciques de Playa Pamela de invadirlo y cercarlo.

La indígena maya denunció estos hechos el 27 de Mayo de 2020 en el Ministerio Público de Mahahual en la carpeta 05/2369, sin embargo su denuncia quedó perdida en los archivos.

Para su sorpresa doña Marleny Pat Abán supo mediante un oficio que estaba imputada por despojo, que Fabiola Cortés Miranda la quiso neutralizar con una denuncia radicada en el expediente 06/ 2259 y con sus influencias logró que ella, su hijo Enrique Sánchez y hasta su abogado y 6 personas más fueran acusados y citados a declarar como imputados por despojo.

Así, la activista de Somos Tus Ojos se enfrentó a un puñado de rebeldes mayas que se niegan a entregar sus tierras a especuladores quienes quieren construir una ciudad de ricos en Mahahual y desplazar a los pobres.

Al servicio de los poderosos, Fabiola Cortés presiona a la Fiscalía General del Estado (FGE) para poner la maquinaria legal a su favor y la carpeta de investigación de Junio 06/2259 creció exponencialmente en contra de la mujer maya y varios imputados, con peritajes, trabajos de campo hasta el aseguramiento del Folio Electrónico del bien inmueble.

A pesar de ello sigue presionando y acusó esta tarde que la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha querido realizar el aseguramiento del predio, mientras que en otros procedimientos legales que le favorecen no hay ese tortuguismo.

Según la agencia Infoqroo apenas en 2019 registraron los caciques la propiedad en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio:

“La abogada y activista social explicó que su cliente y ella cuentan con documentos que avalan la legítima propiedad del predio, que incluso está inscrito en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio desde 2019, por tanto, lo Marleni Pat tendrá que presentar documentación ante un procedimiento penal que está en proceso”.

En esta guerra legal de denuncias, marchas y mantas, Fabiola Cortés desvío la atención del enfrentamiento de ella con los indígenas mayas y se fue por la tangente al acusar al gobernador de “campaña negra” en su contra por una compra de un terreno en Akumal que hizo su cuñado. Incluso dijo que teme que sea agredida físicamente en el avispero que ella misma sacudió en Mahahual al estar al servicio de los caciques y especuladores de tierras.

Esta mañana, Marleny Pat acusó a la activista de despojo y solicitó apoyo del gobierno del Estado para recuperar al menos dos de las seis hectáreas de terreno de las cuales “se quiere apropiar” Cortés Miranda, hecho que denunció ante la Fiscalía General en mayo del año pasado, sin que hasta el momento haya obtenido respuesta.

La gente de Mahahual volcó su apoyo total a doña Marleny Pat Abán y la ve como un símbolo de esperanza contra los caciques y despojadores de tierras a quienes Fabiola Cortés defiende.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Chetumal

Ir Arriba