Jorge A.G. ex director del DIF Quintana Roo durante la administración de Félix González, fue acusado públicamente de abuso sexual

en Chetumal


Chetumal.- A través de la red social Facebook, una joven identificada como Paola P.R. acusó a Jorge Armando A. G., quien fue director general del DIF Quintana Roo durante la administración de Félix González Canto, de abusar sexualmente de ella desde que era menor de edad y hasta la fecha, publicó el medio de comunicación Estos días.

Pese a las acusaciones la joven refirio que sólo lo hace públicamente porque sus abogados le dijeron que difícilmente procedería una denuncia penal.

Así mismo, Paola afirmó que aunque hizo del conocimiento de su madre lo que está sucediendo, está la ignoró y también la señaló de ser la culpable.

Inclusive, aseguró que el hijo de Jorge Armando A. G. la grabó desnuda con una cámara escondida en el baño, sin que existieran consecuencias.

Asimismo, indicó que el pasado 16 de mayo del 2021 fue nuevamente abusada por Jorge Armando Á. G. en un conocido bar de Chetumal, siendo minimizado nuevamente el hecho por su madre.

Publicó en su perfil: “Esto lo hago con el único propósito de que todos estén enterados del abuso que sufrí y que lamentablemente, de acuerdo a mis abogados no procedería en juicio, ya que es una cuestión de palabra contra palabra; sin embargo, no me pondría a decir algo así sin tener la razón.

En estos últimos meses he sufrido de constantes ataques de ansiedad y de pánico por el trauma que he vivido, por lo que hablé con mi madre para que me fuera pagado mi tratamiento psicólogo y psiquiátrico como compensación moral mínima a lo ocurrido, ya que realmente este señor debería estar preso”.

Ante este señalamiento, el ex servidor publicó se e pronunció al respecto y refirió que estaba siendo objeto de extorsión y chantaje.

“Hago pública la intención de quererme desprestigiar porque decidí no caer en la extorsión y el chantaje, quien pretendía recibir una ‘compensación económica’ y con ello no instrumentar una campaña de desprestigio en mi contra y de mi hijo, al ver que el chantaje emocional con su familia no funcionó, lo entiendo, pues no cuenta con elementos para acreditar los hechos que me imputa y los cuales niego categóricamente en cualquier modalidad y tiempo.

Los familiares por parte de esta persona que estuvieron presentes tampoco encuentran elementos de acusación, queda claro que lo único que le queda es buscar una ganancia económica pues así lo ha manifestado, aunado a esto la inestabilidad emocional en que vive desde hace años, incluso antes de conocerme la cual es conocida por amigos y familiares.

Por supuesto esta amenaza la tengo documentada y lista para exhibir ante la autoridad competente en el momento que me corresponda defenderme, con las consecuencias jurídicas que se deriven por chantaje y extorsión”, expresó en su mensaje.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*