López Mena corre a su chofer

Chetumal.- La demora de 15 minutos le costó a Jorge Alejandro Noh Nah, ser despedido como chofer del rector de la Universidad Autónoma de Quintana Roo (Uqroo), Francisco López Mena informó el portal Newsquintana Roo.
Por lo anterior, Jorge Alejandro ya interpuso su queja ante el Centro Laboral de Conciliación de Quintana Roo, ya que consideró su cese.
Explicó que el 12 de septiembre se encontraba trabajando en la ciudad de Cancún y López Mena le pidió recogerlo, sin embargo, en el camino sufrió una ponchadura de llanta, por lo que tuvo que repararlo, no sin antes avisar a su jefe de lo ocurrido.
Luego de recogerlo, López Mena le pidió que detuviera la marcha en el estacionamiento de una tienda de conveniencia y le ordenó bajarse del vehículo, y le dijo que se reportara en las oficinas de Chetumal.
Al llegar a la sede de la Uqroo le fue informado que le fue levantada un acta administrativa por lo ocurrido y por no concentrar el vehículo.
Argumentó que el vehículo no se concentra a las instalaciones de la universidad, porque está a disposición las 24 horas del día para López Mena, situación que es de conocimiento del propio rector y de los directivos de la máxima casa de estudio de Quintana Roo.
Durante los cinco años de trabajo en la universidad nunca había tenido ningún problema y no había tenido ninguna llamada de atención. Primero como chofer del autobús de la institución y en los últimos 10 meses como chofer del propio rector.
Destacó que desde hace algún tiempo ha sido víctima de presiones y de acusaciones sin fundamento, luego que hubo una confusión por los trámites de unos viáticos que fueron solicitados para un viaje a Campeche y Yucatán.
Viáticos, que dijo, no solicitó y que finalmente tuvo que comprobar, puesto que el viaje fue cancelado. Ya que debido a su trabajo le ordenaron utilizarlos para un viaje a Chetumal, pues lo enviaron a Cancún a radicar por instrucciones de López Mena.
Cuenta con todos los comprobantes y documentación que acredita que él no tuvo ninguna responsabilidad al respecto. De todo ello, están enterados la secretaria del rector, Celia Lanz y el director de Finanzas
El caso fue que López Mena pensó que Jorge Alejandro solicitó esos viáticos a sus espaldas.
Pese a que no tuvo ninguna responsabilidad por el incidente en Cancún le hicieron firmar el acta administrativa, acto que también le fue recomendado por el propio Sindicato de la Uqroo, el cual lejos de apoyarlo se puso del lado de las autoridades de la universidad.
De hecho, el abogado del Sindicato, de nombre Vladimir, le pidió viáticos y gastos para llevar su caso, pese a que durante años ha pagado sus cuotas sindicales. Este representante jurídico ni siquiera está en Quintana Roo, opera desde la Ciudad de México.
El próximo 17 de octubre tiene una audiencia ante las autoridades laborales, aunque el monto de liquidación que le quiere ofrecer la Uqroo es de 39 mil pesos, menos de lo que le corresponde por ley.
Además, señala, que él no quiere su liquidación, sino ser reinstalado en su base sindical, pues además no realizó el procedimiento adecuado para su baja y por si fuera poco, no es responsable de nada de lo que se le imputa.
La única noticia buena que ha tenido en estos últimos días es que sus compañeros sindicalizados le apoyarán económicamente hasta que se resuelva su situación laboral, toda vez que el 15 de septiembre pasado cobró su ultimo sueldo.
Aunque su lucha ahora es por la vía legal espera que las autoridades recapaciten y le regresen su empleo, sobre todo al rector a quien no solo servía en actividades propias de sus funciones, sino también en actividades personales como el pago de sus servicios y de transportar a sus familiares. Aunado a ello, trabajaba sin descanso, pues no se respetaba su horario laboral y tampoco tenía sábados y domingos libres. (Fuente: News Quintana Roo)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Artículo Anterior

Propone Congreso espacio exclusivo para mujeres en transporte público

Lo último de Sin categoría