Tag archive

Lydia Cacho

Condena CDH de Quintana Roo hechos delictivos en contra de Lydia Cacho Solís

in Ciudad de México

 

Ciudad de México (23/Jul/2019).- La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, presidida por Marco Antonio Tóh Euán, condena enérgicamente los hechos delictivos del que fue objeto la periodista y defensora de los derechos de las mujeres, Lydia Cacho Solís, misma que, como se dio a conocer públicamente el día de ayer por Artículo 19, fue objeto de un allanamiento y robo en su casa, sustrayendo equipo de trabajo y material periodístico, en el municipio de Puerto Morelos, Quintana Roo.
En este sentido, la Comisión de los Derechos Humanos exhorta a las autoridades correspondientes, en especial, a la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, a que se realice una investigación con apego a derechos humanos, que tengan como resultado la aprehensión y sanción de quienes sean responsables, a fin de que no quede impune.
Este organismo defensor seguirá de cerca dicha investigación y realizará las diligencias necesarias, a fin de que se protejan los derechos humanos de Lydia Cacho, a quien manifestamos nuestra solidaridad.

Roban casa de Lydia Cacho en Puerto Morelos

in Ciudad de México

 

Ciudad de México, a 22 de julio de 2019.- Dos sujetos irrumpieron la casa de Lidia Cacho con el fin de asesinarla, sin embargo la periodista no se encontraba en esos momentos.

Los hombres desactivaron la cámara y alarma de seguridad y mataron a las dos perritas de la aurora de Los Demonios del Edén, según ha revelado Articulo 19.

Dos sujetos desconocidos allanaron el día de ayer el domicilio de la periodista y defensora de derechos humanos Lydia Cacho. Robaron equipo de trabajo y material periodístico altamente sensible, además mataron a una perra que protegía la casa y otra fue envenenada. Se trata de un acto de represalia por su ejercicio de defensa de derechos humanos y de su libertad de expresión.

Los agresores irrumpieron al domicilio en Puerto Morelos, Quintana Roo, a las 18:30 hrs, aproximadamente, después de romper los cables de las cámaras de seguridad y desactivar la alarma. Sustrajeron equipo de trabajo, incluyendo una grabadora de audio, 3 cámaras fotográficas, varias tarjetas de memoria, una computadora portátil, y 10 discos duros con información de alto interés público relacionada con casos de pederastia. Afortunadamente, la periodista tiene respaldos de seguridad en el extranjero.

Además del robo de información, desordenaron su recamara, destrozaron objetos, entre ellos fotografías familiares y ropa interior, y mataron a una perra que protegía la casa y a otra la envenenaron.

Esto sucede en el contexto de la búsqueda de justicia de Lydia Cacho por la tortura a la que fue sometida en 2005 por parte de un grupo criminal de poder encabezado por altos funcionarios y empresarios de los estados de Puebla y Quintana Roo. El Comité de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró a México responsable por la violación a sus derechos humanos, por la tortura a la que fue sujeta y por la falta de debida diligencia en la investigación. Todo esto como consecuencia de la publicación del libro “Los demonios del edén” en el cual se exhibe una red de pederastas que opera en los Estados mencionados. La periodista, sin embargo, sigue investigando casos de su especialidad periodística.

Expertos en seguridad, consultados por la periodista después del allanamiento, aseguran que “iban por ella” y que, afortunadamente, no se encontraba en su hogar.

Cabe destacar que, como consecuencia del dictamen del CDH de la ONU, la Fiscalía Especia para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) giró el pasado 11 de abril órdenes de aprehensión contra Mario Marín Torres (ex gobernador de Puebla), Kamel Nacif, Juan Sánchez Moreno y Hugo Adolfo Karam, por su probable responsabilidad como autores intelectuales por los hechos de tortura en contra de la periodista.

Para ARTICLE 19, las agresiones del día de ayer constituyen un ataque frontal a la búsqueda de justicia de Lydia, que ha llevado más de 14 años. En su momento el CDH señaló que “las agresiones que sufrió la periodista habían sido focalizadas y con contenido discriminatorio en razón de género y connotación sexual”. El mismo patrón sucedido en el 2005 se repite en las agresiones de ayer; la ruptura de fotos familiares, de su ropa íntima y el asesinato de su perra, pretenden dar un mensaje amenazador e intimidante para la periodista.

El allanamiento y la sustracción de material periodístico con información de interés público figuran como elementos intimidatorios que pretenden generar un efecto inhibidor en el activismo, defensa derechos humanos y ejercicio de la libertad de expresión de Lydia Cacho, quien hoy es una referencia a nivel internacional sobre el ejercicio periodístico y la defensa de derechos humanos de las mujeres y la niñez.

Por ello, a pocos días del primer aniversario del dictamen del Comité de Derechos Humanos de la ONU y a casi 5 meses de la disculpa pública del Estado mexicano en que se reconocieron las violaciones a los derechos humanos de la periodista y se comprometió a lograr una reparación integral del daño y todas las medidas para garantizar su vida, integridad y libertad de expresión, ARTICLE 19 exige a la Secretaría de Gobernación y a la Fiscalía General de la República, especialmente a la FEADLE, se cumplan las garantías de no repetición, se garantice su seguridad y su vida en todo momento y se sancione a los responsables de estos hechos.

ARTICLE 19
Red por los Derechos de la Infancia en Mexico (REDIM)

Acepto esta disculpa y exijo justicia para todas las víctimas, a quienes seguiré dando voz: Lydia Cacho

in Nacional

Acepto esta disculpa y exijo justicia para todas las víctimas, a quienes seguiré dando voz: Lydia Cacho

Gobierno federal se disculpa públicamente con Lidia Cacho
Por Guillermo Miranda
Chetumal.- Este jueves, el Estado Mexicano reconoció públicamente su responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho Ribeiro y le ofreció una disculpa, en presencia de la titular de gobernación, Olga Sánchez Cordero.
Reconoció que la periodista Lidia Cacho Ribeiro fue hostigada, criminalizada, privada de su libertad, torturada, abusada sexualmente por policías ministeriales de Quintana Roo y Puebla y personal de seguridad privada del empresario Kamel Nacif en un amplio operativo para su detención ilegal en el 2005.
“Estoy aquí por este país que niega asumir su realidad. Acepto sus disculpas y exijo justicia para todas las víctimas a quienes seguiré dando voz” dijo la periodista Lydia Cacho.
En el evento, la periodista Lidia Cacho aseguró que hace casi 14 años dio la batalla más importante de su vida.
“emprendí una batalla para mantenerme con vida ante los diferentes mandos de gobierno en diferentes estados”, dijo.
Gracias al trabajo periodístico de Lydia Cacho se descubrieron a bandas delictivas que operaban en el país dedicados a la pederastia y la trata de blancas.
“No hay solución a la persecución de periodistas, la impunidad es lo que intenta silenciarnos”: Lydia Cacho
Autora del libro “Los Demonios del Edén” en el que da cuenta de una red de pederastas de la que formaban parte empresarios y políticos, entre ellos, Kamel Nacif y Jean Succar Kuri, quienes eran amigos del entonces gobernador de Puebla, Mario Marín.
La represaría vino de inmediato y sin orden de aprehensión fue detenida el 16 de diciembre de 2005 en Cancún, en amplio operativo donde participaron personal de seguridad del empresario Kamel Nacif y cinco agentes judiciales del estado y otro tanto de Puebla.
Por espacio de 20 horas la trasladaron al estado de Puebla como represalia de lo publicado y durante el trayecto fue golpeada, torturada, agredida sexualmente y demás vejaciones que trasgredieron sus derechos humanos. Tras pagar una fianza de setenta mil pesos fue liberada.
El 13 de marzo de 2006 denunció penalmente a Nacif Borge y al gobernador de Puebla, Mario Marín, entre otros funcionarios.
La Suprema Corte de Justicia de la Nación atrajo el caso pero desechó pruebas como la grabación de una conversación entre el gobernador de Puebla, Mario Marín y el empresario, Nacif donde se escucha el agradecimiento por la detención de la periodista.
La tibieza de la justicia mexicana en este agravio a la libertad de expresión y la subyugación del poder político al poder económico, el caso tuvo que ser ventilado en los organismos internacionales, lo que dio paso a ratificar los delitos violatorios de los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho.
Además en octubre de 2014 Lydia Cacho y Artículo 19, organización internacional en defensa de la libertad de expresión, denunciaron al Estado Mexicano por violaciones a los derechos humanos.
Por esta razón y por recomendación internacional del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la ONU, se emitió dicha orden de la disculpa pública hacia la periodista Lidia Cacho, la cual le fue comunicado el pasado 31 de julio de 2018 a la Asociación Civil Articulo 19 que apoyó a la comunicadora.
Lydia Cacho aseguró que si las mujeres, como ellas, se han jugado la vida por los derechos humanos, lo menos que esperan es que “el gobierno de este país tenga la mitad de valentía que nosotras hemos tenido”.
“Ni torturadas ni perseguidas vamos a someternos al poder del periodismo machista ni al poder patriarcal. Queremos que haya justicia para las mujeres de Atenco, las víctimas de la Guardería ABC”, expresó.
En esta disculpa pública estuvo presente Olga Sánchez Cordero; secretaria de gobernación, Marcelo Ebrad, secretario de relaciones Exteriores, Alejandro Encinas, Iliana Cristina Rueda presidenta de la asociación Artículo 19 y Juan Ramón de la Fuente representante de México en la ONU.
Lo anterior forma parte de la reparación integral que determinó el Comité de Derechos Humanos de la ONU en julio pasado.
Olga Sánchez Cordero, dijo que el gobierno de López Obrador no estará supeditado a intereses particulares, el poder político y el poder público no estará al servicio del poder económico y que el gobierno mexicano estará protegiendo a quienes con su pluma o su voz denuncien los atropellos que sufra la sociedad mexicana.
Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, reconoció que el Estado Mexicano falló en proteger los derechos a la libertad de expresión y a la no tortura de la periodista.
“Ciudadana Lydia Cacho, a nombre del Estado Mexicano le ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos humanos en el marco del ejercicio de libertad de expresión”, fueron las palabras de Encinas quien aseguró que las autoridades asumen la responsabilidad de los hechos “ocurridos hace 13 años”, dijo.
Es un punto de partida para otras medidas, que el Estado mexicano en su conjunto debe adoptar para resarcir el daño. Una parte muy importante es continuar con las investigaciones para sancionar a todos los responsables materiales e intelectuales, y además adoptar medidas estructurales para que no se repitan hechos como los ocurridos con Lydia Cacho, pero también con el gremio periodístico y las personas defensoras de derechos humanos”, explicó a diferentes medios de comunicación, Leopoldo Maldonado, subdirector de Artículo 19 en México.

Go to Top