En la mediocridad CREN de Bacalar Por Guillermo Miranda

in Bacalar/Quintana Roo

En la mediocridad CREN de Bacalar
Por Guillermo Miranda

Bacalar.- Sumido en la mediocridad el Centro Regional de Educación Normal de Bacalar está condenado a desaparecer, ya que los docentes egresados en los últimos 10 años tienen dificultades, tanto para ingresar al Servicio Profesional Docente como para conservar sus plazas, por la baja calidad educativa con la que egresan, mientras esté vigente la actual Reforma Educativa del 2014.
Y es que en los últimos 10 años, los hijos de los maestros especializados en la formación docente, debido a esa mala costumbre de heredar plazas y horas, hoy son quienes tienen a su cargo estar al frente de las nuevas generaciones de maestros que egresan de la Normal de Bacalar, que tuvo que abrir sus especialidades a partir de 1986, con las licenciaturas en Educación Primaria y Educación Especial y actualmente incorporando las Licenciaturas en Educación Indígena-intercultural y Educación Física.
Los herederos de las plazas: Los Priscos, Nemesios (QPD), los Vargas, los Caballeros, los Luis Francisco, los Ávila, los Romero Euan, los Sánchez Buitrón, etc, son quienes hoy se apropiaron de las horas clase y plazas de los antiguos docentes, que hasta el año 2005 mantuvieron el prestigio académico de los docentes de la normal de Bacalar en alto.
Aun así 1 de cada 10 egresados logra pasar en el primer intento el examen de admisión o postulación a una plaza en el Servicio Profesional Docente, es decir, que en los últimos tres años, hay un rezago del 50% de los egresados del CREN de Bacalar que no han podido obtener la oportunidad de dar clases en una escuela pública federal, ya que no han salido aptos en el examen de oposición.
Asimismo trascendió que de los últimos 65 egresados del CREN, es decir, nuevos maestros para dar clases en educación primaria que han egresado desde el 2014, solamente 49 están ejerciendo la docencia con plazas federales, ya que el resto no han podido sostener su plaza y fueron mandados a estudiar nuevamente y prepararse para poder estar al frente de la enseñanza en el proceso educativo.


El interés por la carrera de la docencia con nivel licenciatura se ha ido perdiendo en Quintana Roo, ya que las escuelas normales tradicionales como el CREN de Bacalar y el CRENP de Felipe Carrillo Puerto (formadora de maestros y maestras para prescolar), cada día es menos su matrícula y oferta académica, sumado a la escaza preparación profesional de sus plantillas docentes, en donde el 50% de los maestros y maestras no han sido formados en escuelas normales y mucho menos han tenido experiencia al frente de alumnos de nivel básico o nivel medio superior.
En este desánimo por la carrera de docencia trasciende que desde 2008 que se empezó a concursar las plazas docentes en el nivel básico a través del examen de idoneidad, está la falta de espacios para ser contratados, ya que el gobierno federal no toma en cuenta el crecimiento poblacional de Quintana Roo y oferta solo un 25% de plazas federales al que realmente se requieren en la entidad.
Esta escuela Normal que el 1 de Octubre próximo celebrará sus 50 años simplemente seguirá sumida en la mediocridad y el descrédito y más aún con actividades discriminatorias, cobrando titulaciones que después niega y que será objeto de un reportaje aparte.
En esta investigación hecha por Noticias Chetumal se averiguó que el Servicio Profesional Docente en el ciclo escolar 2016-2017 concursó 157 plazas en el nivel básico y más de 600 maestros presentaron examen, logrando acreditar solo el 30 %, de los cuales ocuparon todas las plazas y el resto fueron incorporados mediante un “contrato”, el cual no fue apoyado por la SEP, sino fueron recursos de la propia Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ) sin prestaciones laborales, casi como una lista de raya.
La explicación que dio la SEyQ es que en estos momentos hay maestros calificados como “idóneos” que en 2017 presentaron examen y que ante las jubilaciones de docentes hechas en octubre-noviembre y enero-febrero, estos ocuparán esas plazas federales, por lo que mientras que en 2016 fueron 157 las que se ofertaron, la cifra se redujo a 38 plazas nada más y en 2018 aumentó a 44 en educación primaria

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*