El brazo largo de la justicia está llegando a Fidel Villanueva

en Chetumal

Chetumal.- Luego de que el expresidente del Tribunal Superior de Justicia en Quintana Roo (2011-2016), Fidel Gabriel Villanueva Rivero acudiera el 30 de septiembre de 2019 a las instalaciones de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, con sede en Playa del Carmen, el cerco judicial se achica, pues está siendo investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública (SHCP), según fuentes al interior del TSJ-QRoo.
El ahora Magistrado del TSJ-QRoo llegó a explicar la falta de sustento del presunto desvío de 24 millones de pesos en la construcción del edificio de Justicia en Isla Mujeres durante su administración, donde se involucra también a Jorge Kumul, exsecretario ejecutivo del Poder Judicial; Javier Ricardo Villanueva Catzim, ex director de Recursos Materiales; y Jesús Humberto Rodríguez Rosado, de Servicios Generales.
Pero eso es solo una pequeña parte de todo el manejo discrecional que se hace de los recursos públicos en el Tribunal Superior de Justicia, pues según la fuente consultada, existen otras anomalías al interior de ese Poder, como lo es “los préstamos a personal de confianza, que van de los 50 mil al medio millón de pesos, que ese dinero es utilizado para la compra de conciencia de otros magistrados y que el actual Presidente del Tribunal, (José Antonio) León Ruiz solapa”.
Trabajadores del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo (TSJQROO) enviaron un escrito a diferentes medios de comunicación en julio del 2014, para denunciar los abusos en que en ese tiempo incurrió el titular de ese organismo, pues para garantizar que los préstamos llegaran a cantidades millonarias, metió a la nómina parientes y amigo, creando puestos como directores, subdirectores o jefes de departamento, inflando con esto el presupuesto asignado, se dice que hasta personas con las que tenía que ver sentimentalmente; puestos que fueron respetados con la llegada de José Antonio León Ruiz.

INVESTIGA UNIDAD DE INTELIGENCIA FINANCIERA
Desde el año pasado, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) emprendió una serie de acciones contra cuentas bancarias ligadas a actos de corrupción y en un boletín justifica que “este bloqueo de cuentas forma parte de las funciones que realiza la UIF en el cumplimiento de sus obligaciones como autoridad del Estado Mexicano y en el marco de un Estado Constitucional de Derecho”.
Hasta el momento, el exmagistrado presidente no está en la lista de estas cuentas bloqueadas, pero con la cantidad de propiedades adquiridas durante su administración, la UIF lo tiene en la mira. Dichas propiedades son: una casa en residencial Andara en Chetumal; una casa en residencial Altabrisa, Mérida, Yucatán; un departamento en la zona hotelera norte de Cozumel; un rancho en Cozumel del que tuvo que devolver 15 hectáreas que eran del ejido; un Mustang deportivo del año; una camioneta Toyota del año; además de las constantes remodelaciones y equipamientos de sus casas y negocios personales en Cozumel.

EN PUERTAS DE LA JUSTICIA
Los asuntos que ventila la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo en contra del Magistrado Fidel Villanueva Rivero, no prosperan, puesto que su incondicional el actual Presidente del TSJ, José Antonio León Ruiz se encarga de “avisarle” sobre el desenvolvimiento de los mismos; de ahí que las investigaciones ahora son atraídas por el gobierno federal.
Fue el 10 de diciembre de 2019 que Fidel Villanueva, actualmente asignado a la Tercera Sala Especializada en Materia Penal Tradicional en Chetumal, presentó el recurso de amparo estableciendo que con los actos de inspección y verificación administrativa local a través de una orden de revisión de ingresos del Poder Judicial del estado, se violentarían los artículos constitucionales 1, 14, 16 y 133. Dos días después la autoridad judicial conoció el expediente asignado con el número 1096/2019 y desechó la petición. El viernes 27 del mismo mes se ordenó que se archivara el asunto.
En otras palabras, Fidel Villanueva quedó desamparado de la justicia y la Federación por medio de sus unidades de Auditoría Superior, Unidad de Inteligencia y Contraloría tiene ya el expediente con el que se le fincarán responsabilidades al expresidente del TSJ, donde también se involucra a la actual administración de León Ruiz.
Aunque Villanueva Rivero ha buscado la protección del Juzgado Primero de Distrito para combatir posibles actos privativos de la libertad, interponiendo dos juicios de amparo contra las resoluciones emitidas por los Jueces de Control de Chetumal, estos no han sido efectivos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Chetumal

Ir Arriba