Los Millar, sinónimos de calumnias y pobreza humana

in Chetumal

 

Por Víctor Flores/Fuente: Sin reserva

Ayer recibí 20 llamadas de los gemelos, Alberto y Heriberto Millar, tratando de obtener una respuesta a una publicación sobre ellos en nuestro portal informativo www.sinreserva.com.mx, que los incrimina, los acusa y los exhibe, lo hicieron desde sus teléfonos personales, luego desde teléfonos ajenos y finalmente desde número privados, inicialmente no les recibí la llamada, pero después tanta insistencia y de recibir mensaje s de Wasap,  de que no tenía los “huevos” para contestarles, les acepté la llamada.
Previamente, por wasap lanzaron su veneno, “Preferiste al perro que a la cadena…” me escribió Alberto Millar;  “Increíble Víctor que te prestes a estas tonterías y no tengas los huevos ni siquiera de responderme” me escribió Heriberto Millar.
Lo primero que me dijeron, “Víctor porque no nos avisaste que ibas a publicar en nuestra contra, nos hubieras avisado, pudiste hacerlo”, me escribió, Heriberto, como si yo tuviera que pedirles permiso para publicar en mi portal y mis redes lo que como periodista y ejercicio hago todos los días.
Ante la pregunta e insistencia, en la llamada de los gemelos Millar, porque los dos estaban en la línea y en altavoz cuestionándome, solo les explique que como medio de comunicación, la nota publicada, fue una publicidad pagada, en un espacio publicitario definido, sin que ello fuera un asunto personal.

La llamada que les recibí tras su insistencia, a las 17:45 horas de la tarde de ayer martes, tuvo una duración de 2 minutos y 8 segundos, y fiel a su costumbre fue grabada por los gemelos Millar para tratar de intimidarme, chantajearme y extorsionarme, afortunadamente no hay nada que ocultar, al grado que yo mismo la puedo difundir.
Me preguntaron si había sido pagada por el vocero del gobernador Carlos Orvañanos, por el periodista Pedro Canché, por el empresario Jorge Brizuela, por el abogado José Ramírez o por su ex colaborador Amir Ibrahim; para ser sinceros, no saben ni de donde les vienen los golpes, porque cuando estuvieron en el poder y al servicio de los ex gobernadores Félix González Canto y Roberto Borge, hicieron mucho daño, lastimaron y extorsionaron a mucha gente y hoy todo se les revierte.
Como chantaje y amenaza, a las 0:30 horas de la madrugada de este miércoles, Heriberto Millar, me hizo llegar la grabación de la llamada que sostuvimos, ya editada, eliminando de ella lo que no le conviene, donde me pide y me ruega que baje la publicación, que “somos amigos”.
El que estén compartiendo el audio de dicha llamada, editada y con mi fotografía, me tiene sin cuidado, no hay nada ilegal, no tenemos miedo, somos un medio de comunicación libre, sin ataduras y sin compromiso.
A las 8:00 de la mañana de hoy, Alberto Millar, me hizo llegar a mi wasap un nuevo video para chantajearme, donde el cubano presuntamente prófugo en Miami, Florida, Daniel Sánchez alias el “Chismoso”, quien trabajó a su servicio en el área de circulación del periódico Respuesta, eleccionado por el mismo Millar, se graba un video, en el que afirma, que yo me robaba el dinero de la circulación del periódico, área en la que nunca tuve acceso.
El video que fabricaron, tiene como fin chantajearme, intimidarme o acallarme, como siempre lo han hecho con sus enemigos, así se conducen, son una lacra y nunca van a cambiar, la sociedad ya los conoce, no tienen la mínima credibilidad.
Tengo 30 años de trayectoria periodística intachable, no tengo convenios con el gobierno estatal de Carlos Joaquín González, ni con los ayuntamientos de Mara Lezama, Laura Beristain, Laura Fernández, Pedro Joaquín Delbouis, Víctor Mass, ni con ningún otro ayuntamiento, no vivo del erario público, en el portal Víctor Flores Sin Reserva, www.sinreserva.con.mx somos un medio totalmente independiente y lo podemos gritar a los cuatro vientos.
Y en ese sentido, no vamos a permitir ninguna amenaza, intimidación, advertencia o chantaje de los gemelos Alberto y Heriberto Millar, acostumbrados a conducirse de esa forma para obtener sus prebendas.
En medio del reclamo a la publicación que les hicimos, me externaron que me conocen desde hace 25 años, que bueno que lo dicen y me da gusto, yo también los conozco el mismo tiempo y les conozco “Un Millar” de historias.
No tengo nada personal contra Alberto y Heriberto Millar, ellos saben cómo se maneja el periodismo y cada quien sabe cómo lo aplica y con qué intereses.
Cuando en algún momento de mi carrera trabajé para ellos en el 2011, en el Diario Respuesta como periodista de investigación, me pidieron investigar la riqueza y negocios de Eduardo Albor Villanueva, dueño de Dolphin Discovery, parque “El Garrafón” de Isla Mujeres y otros negocios, fueron tres publicaciones muy fuertes contra el empresario, quien después de la tercera entrega publicada, les llamó a los gemelos para preguntarles de que se trataba, ¿Me quieren extorsionar?, les preguntó Albor, “Si te queremos extorsionar” respondió Alberto Millar.
Y dieron paso a un convenio de 50 mil pesos mensuales (2011), ahí se negoció mi cabeza, al día siguiente cuando me presenté a trabajar al periódico Respuesta, mi colega Alejandro Vargas, entonces director editorial del periódico, me informó que no podía pasar, que tenía órdenes de los gemelos Millar de informarme que ya no formaba parte de la empresa.
Les hice varias llamadas telefónicas a Alberto y a Heriberto Millar para pedirles una explicación sobre mí despido, nunca me contestaron, hasta hoy no me han dado esa explicación, fue una decisión perversa y unilateral producto de la extorsión.
Así con esa perversidad se han movido todo la vida, ahora en desgracia, se molestan, reclaman, gritan, amenazan, como se lo hacen al periodista y colega Pedro Canché que los golpea, como si ellos no hubieran hecho lo mismo en los gobiernos anteriores.
Lo que pasa, es precisamente que no tienen memoria, se les olvida que han jodido a mucha gente, que durante el sexenio de Félix González, “mamaron” de la ubre del gobierno, y que en la administración de Roberto Borge Angulo fueron “los niños consentidos del poder”.
Durante ese sexenio, se beneficiaron y derrocharon todo lo que pudieron, se enriquecieron súbitamente, tuvieron privilegios, crearon empresas “fachadas” al servicio del gobierno y les pagaban todo lo que facturaban.
Obraban con maldad, lo hacían conscientemente y disfrutaban de ello, no fue una casualidad cuando Beto Millar vociferó y le grabaron la frase, “No soy humilde, no tengo humildad” cuando presumía el fallido título de propiedad que Roberto Borge le entregó del terreno despojado a Carlos Hernández Cantón, sobre la avenida Luis Donaldo Colosio.
Durante la campaña electoral pasada a la gubernatura, estaban “enfermos de poder”, se creían intocables, soñaban con mamar otros seis años, no sabían si jugársela con “Chanito” Toledo o con Mauricio Góngora, y mientras Borge decidía su sucesor, ellos le sacaban dinero a los dos.
Al final, “Chanito” Toledo el gallo de “Borge” tuvo que ser sacrificado y fue Góngora el ungido, se necesitaba de un candidato perdedor por el PRI en Quintana Roo, la gubernatura para Carlos Joaquín González ya estaba negociada para el PAN a nivel central, pero los gemelos no tenían esa visión ni ese alcance.
A través de sus medios informativos y empresas de publicidad tapizaron Quintana Roo, con la propaganda de Mauricio Góngora,  en combis, camiones, paraderos y espectaculares, eran dueños de cientos de estructuras de espectaculares que les regalaron Roberto Borge y Paul Carrillo, soñaban  en seis años más de poder y locura, entre sus planes estaba que el priista Mauricio Góngora les duplicará su convenio con gobierno.
En medio de ese éxtasis de más placer y sin mediar consecuencias, atacaron al rival de Mauricio Góngora, al ahora gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, a quien junto a su padre don Nassin Joaquín llamaron “Ladrones” en una portada de su periódico.
Meses después con la bandera del PAN y PRD, Carlos Joaquín González, fue electo gobernador de Quintana Roo y los gemelos Millar se fueron de bruces, cayeron con la cara al suelo, cerraron el diario Respuesta y la revista Polémica, Heriberto huyó y se exilió en Miami, Florida, Alberto se quedó a disfrutar del millonario terreno que despojó y que ahora reclama legalmente don Carlos Hernández Cantón.
El propio slogan del Diario Respuesta, los hunde, quien la busca la encuentra.
Son un “Millar” de historias, difícil escribir cada una de sus conductas, lo del agua al agua, quebraron sus negocios y perdieron sus propiedades acumuladas en 11 años, uno a uno, imprenta, casas de empeño, galerías, bodegas, espectaculares, terrenos, ranchos, autos de lujo, residencias y una vida de llena de lujo y de placeres al amparo del poder, le fallaron a su padre don Armando Millar, quien les dio todo, hombre sabio y honesto, de gran visión y del que en realidad no han aprendido nada.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*