Marchan en Chetumal para exigir justicia por joven muerto al ser atropellado por militar ebrio; Ejército se desliga

en Chetumal

 

AGENCIA SIM

Chetumal.- Cerca de 100 personas marcharon hoy a la Fiscalía General del Estado y a la zona militar, para exigir justicia para Juan Esteban Castro Ramírez, joven de 18 años que murió luego de ser atropellado en Xulha por un militar que iba vestido de civil, presuntamente en estado de ebriedad.
El soldado y su acompañante fueron detenidos por agentes de la Policía Municipal, pero inexplicablemente los entregaron a su descatamiento militar, en lugar de la Fiscalía General del Estado.
Addy Castro Ramírez, madre del occiso, dijo que pedirá al Ejército Mexicano que les otorguen todas las facilidades para que el militar responsable sea juzgado con apego a la ley, en el fuero civil.
“No puede quedar esto así; debe esclarecerse por qué nunca fueron entregados a la Fiscalía. Ellos iniciaron la investigación sin detenidos, porque la patrulla nunca los entregó”, se quejó.
Habitantes de Xulha, comentó, tomaron fotos y videos en donde se ve que ambos militares fueron subidos a una patrulla, por lo que cuentan con todas las evidencias para evitar que esto quede impune.
La madre mencionó que no permitirán que los juzgue la justicia militar, porque el causante de este homicidio culposo iba vestido de civil, encima que en estado inconveniente.
“Que se hagan todas las investigaciones, que sean claras y que les explquen porqué nunca fueron puestos a disposición. Ese era el protocolo a seguir”, comentó.
Cabe mencionar que la Fiscalía General del Estado informó en su cuenta de Twitter haber atendido a los familiares de la víctima y estar en espera de la audiencia.

MILITARES SE DESLIGAN
Recibió a los inconformes el coronel Héctor Aldape Gallegos, comandante del Séptimo Regimiento de Caballería Motorizada, quien dijo ser ajeno a todo este proceso que le corresponde a la justicia civil.


Aunque reacio a informar sobre la situación de los dos soldados, eventualmente admitió que ambos estaban dentro de sus instalaciones, en libertad, pero negó que hayan sido llevados allí directamente por la policía.
El militar comentó que ambos fueron puestos a disposición del juez calificador (no la Fiscalía) y que después de sus horas de arresto recuperaron su libertad, en lo que viene a ser un proceso totalmente ajeno al Ejército.
“Se trata de un homicidio culposo, lo que no obliga a prisión preventiva. Ellos están en espera de los citatorios para las audiencias”, comentó, añadiendo que él no está de acuerdo con este nuevo sistema penal, pero así es el procedimiento ahora.
Uno estaba en día franco y el otro estaba de vacaciones, señaló.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*