Madre inicia huelga de hambre para recuperar a su hija

en Chetumal

Chetumal.- Hace casi un año, el padre la amagó con una pistola y le arrebató a la niña; la Fiscalía sólo le da largas.

Una mujer se declaró en huelga de hambre en Chetumal para exigir que la Fiscalía General del Estado atienda su denuncia en contra de su expareja quien hace un año le arrebató a su hija, Paulette N; de cuatro años de edad.

Yusdibia Juárez Martínez, oriunda de Sergio Butón Casas, explicó que el pasado 25 de diciembre su exesposo, Yonni N, se presentó en su hogar para golpearla y a punta de pistola le arrebató a la hija de ambos.

“Él junto con su hermano me sacaron de mi propia casa y me persiguieron por todo el pueblo: ellos a bordo de su camioneta y yo corriendo descalza. Una amiga me rescató y me trasladó a Chetumal, donde interpuse una demanda ante la Fiscalía General del Estado por violencia familiar y secuestro de mi hija”, cuenta la mujer.

Sin embargo, las autoridades hicieron caso omiso de su queja. En su lugar, la madre asegura que los agentes ministeriales le dieron largas señalando que el padre de su hija tenía derecho a llevársela, ignorando las pruebas que demostraban que ese día sufrió un ataque violento por parte de quien fuera su marido.

Yusdibia presentó similares denuncias ante la Procuraduría de la Defensa del Menor y La Familia, el Juzgado Oral Familiar, La Fiscalía de la Mujer, el Instituto Quintanarroense de la Mujer y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pero en ninguno de esos organismos resolvieron su caso.

“Siempre me dicen: ya la vamos a atender, sólo llene este formato o cuéntenos la historia. Lo hago, pero después me mandan a mi casa asegurándome que me llamarán cuando tengan algún avance, lo cual no ha sucedido hasta ahora”, platica entre lágrimas.

La mujer refiere que desde hace once meses no ve a su hija, y la familia de su expareja sólo le comenta que la menor se encuentra bien, pero se niegan a mostrarle fotos actuales o a proporcionarle un número de teléfono para hablar con ella.

“Hoy, 26 de noviembre, el notificador del Juzgado me llamó para decirme que no encuentran al ciudadano Yonni, por lo que se canceló mi audiencia prevista para este día. Por eso, me declaro en huelga de hambre aquí en el Congreso de Quintana Roo. Y si me quieren sacar, me voy a encadenar hasta que por fin me abran las puertas”, advirtió.

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Chetumal

Ir Arriba